Lactancia Materna: Regalar amor.

en

Dr. Henry A. Mateo Sánez.

Amamantar es el mejor comienzo de vida que se le puede proporcionar a un recién nacido. Fomenta el vínculo afectivo madre-hijo, el contacto piel a piel, la compañía, la voz y el olor le proporcionan tranquilidad y bienestar al pequeño. La lactancia va mucho más allá de alimentar; es dar amor en su más pura expresión.

Las ventajas de la lactancia son mutuas y casi inmediatas. Por principio de cuentas, es importante mencionar y describir al calostro; se le denomina así al producto lácteo que es producido por las glándulas mamarias de la madre inmediatamente después del parto y durante los siguientes 7 días, tiene una consistencia espesa, pegajosa y suele tener una coloración amarillenta (por un mayor contenido de carotenos). Es sumamente valioso, ya que cumple totalmente con los requerimientos nutricionales del recién nacido, además de contar con cantidades importantes de inmunoglobulinas, las cuales forman en el pequeño una barrera de protección natural contra enfermedades de toda clase (infecciosas, principalmente) con un efecto directamente proporcional a su duración y exclusividad. La alimentación con leche humana le asegura al lactante crecimiento lineal y neurológico óptimos, y puede tener efectos protectores a largo plazo contra enfermedades como: hipertensión arterial, sobrepeso, obesidad, atopia, asma y algunos tipos de cáncer; por lo que, los bebés que son amamantados desde el primer instante, son a largo plazo, personas más saludables.

Las ventajas maternas son sustanciales e inmediatas, ya que, el lactar fomenta una producción mayor de oxitocina, hormona que estimula la contracción uterina, por lo que el útero vuelve a su tamaño original de forma más rápida, disminuye el riesgo de hemorragia post parto, de anemia y la probabilidad de otro embarazo dentro de los próximos 6 meses (aunque a pesar de ello, es recomendable el uso de un método anticonceptivo de mayor seguridad y eficacia), ayudan a perder peso de forma más eficaz y a fomentar el vínculo madre-hijo, también disminuye la incidencia de trastornos como: la depresión post parto. Existe evidencia que asocia la lactancia materna con una disminución en el riesgo de cáncer de mama y ovario.

La lactancia materna debe ser proporcionada a libre demanda, es decir, el bebé debe ser alimentado cada vez que quiera desde el mismo momento del nacimiento y hasta que suelte el pecho; hay que olvidarse de los horarios y la duración de la toma. Cada bebé tiene su propio ritmo y es normal que mame también por la noche; la cantidad de leche será mayor cuantas más veces se dé el pecho. Así, la madre de gemelos puede producir el doble de leche que la madre de un solo bebé, ya que la demanda es doble. Se debe dar un pecho hasta que no quiera más, ofreciéndole el otro, aunque no siempre lo querrá; en general, el inicio suele ser de manera muy irregular, siendo habitual que el niño mame muy frecuentemente en los primeros días y luego tienda a espaciar las tomas.

La Academia Americana de Pediatría recomienda amamantar durante 12 meses como mínimo y durante todo el tiempo que tanto la madre como el bebé deseen; de manera ideal hasta los 24 meses de edad. La mayoría de los bebés deberían tomar solo leche materna durante los primeros seis meses. A partir de esta edad, comienza lo que se conoce como ablactación, periodo en el que el bebé deberá comenzar a introducirse a la dieta familiar de forma paulatina y complementaria al pecho materno.

Al final del día, las ventajas de la lactancia tienen un impacto positivo tan importante que se ven reflejadas a gran escala, traducido en el crecimiento de generaciones de hijos más sanos, fuertes y productivos.

En resumen, debido a que la leche humana tiene ventajas nutricionales, inmunológicas, psico-afectivas y económicas, es importante fomentar la práctica de la lactancia para lograr que un mayor número de niños gocen de este privilegio único que les ofrece la naturaleza durante sus primeros meses de la vida.

Dr. Henry Aristóteles Mateo Sánez

Médico Ginecólogo- Obstetra/Biólogo de la Reproducción Humana.

Andrólogo y Embriólogo por The American Society for Reproductive Medicine

Director General de Hospital Santa Rosa de Lima

Director General de Clínica de la Fertilidad de Baja California

Director General de la Clínica de Fertilidad Guadalajara

Cédula 1535305, Cédula Ginecología y Obstetricia 6525983, Cédula Biólogo de la Reproducción 8284840

hmfertil@hotmail.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *